En grafología el lenguaje corporal habla.

En grafología, el lenguaje corporal guarda con las letras determinadas similitudes.

Igual que atisvamos a través del habla que alguien nos miente, también es posible hacerlo tras las posturas.

Ninguno tenemos la capacidad de controlar indefinidamente al inconsciente, que termina delatándonos.

Cuando la mente duda, tiembla la mano.

En grafología el lenguaje corporal nos habla.

“Cuando te sientes amenazado, el cuerpo empieza a hablar”.

Ante un gran peligro el sistema simpático lo pone a la defensiva sin demora.

Lo que emerge a la superficie son los llamados puntos de conflicto.

En grafología el lenguaje corporal sorprende.

Toquetearse la nariz, el labio inferior o el pelo indican que existe un conflicto interno.

En las entrevistas de selección de personal observan todo esto con gran atención.

Cruzar los brazos, las piernas, no mostrar soltura… restarán puntos para el candidato.

Solo es necesario saber interpretar las señales.

En grafología el lenguaje corporal delata.

La disciplina de la cinésica estudia la aplicación de los movimientos en las conversaciones.


 Y siempre tener en cuenta que la postura corporal y movimiento no se pueden separar uno del otro en la práctica.

En grafología el lenguaje corporal evidencia.
Author

tere ca

Ttulada en grafología, perícia caligráfica y todas las especialidades derivadas de la misma. Difusión radiofónica por medio del programa "Letras al atardecer".

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.