Este
trastorno no se explica ni por la presencia de un retraso mental, ni
la insuficiente escolaridad, retrasos mentales ni por déficit
sensitivos.
El problema radica en cómo se organiza un escrito u errar en el
deletreo.
Si
existe un problema auditivo o visual, las dificultades en la
capacidad de escribir exceden de las asociadas habitualmente a él.
Es necesario por tanto elaborar toda una psicología de la escritura
para favorecer el aprendizaje
.
Escribir
un texto supone hacerlo en frases y ajustarse
a las reglas y estructuras gramaticales de cada idioma.
Hay
que elegir palabras pertinentes y adecuadas para irlas encajando en
el armazón de la estructura léxica. La ruta ortográfica puede
interpretar palabras familiares y conocidas. Los procesos que
intervienen en el dictado y la copia son diferentes.
Los
módulos pueden alterarse por una lesión cerebral, con lo que
hablamos de disgrafías
adquiridas
,
o puede tratarse de dificultades en el aprendizaje de la escritura,
con lo que hablamos de disgrafías
evolutivas
.
El
origen del retraso es diferente en cada caso barajándose desde
escolarización inadecuada, escasa motivación, baja inteligencia o
desfavorable ambiente familiar.
Se
pueden usar tres tipos de pruebas de memoria, de composición y de
conversión de matices en oraciones.
  • Las
    pruebas de memoria.
  • Las
    tareas de composición son muy informativas sobre los procesos de
    planificación.
  • Las
    tareas de conversión informan sobre las habilidades de las personas
    para transformar ideas en proposiciones lingüísticas.
Author

admin

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.