Las palabras solo transmiten el 7% del mensaje, estas por lo general necesitan acompañarse de gestos para hacerse entender.

En grafología prestamos mucha atención al lenguaje de las manos.

Su aspecto físico, forma de moverse, de apretarse suelen verse después en la caligrafía.

Al fin y al cabo son ellas las que están en contacto directo con el útil que se usa para escribir.

El tono de voz transmite del 20 al 30% del mensaje frente al lenguaje corporal que oscila entre el 60 y el 80%.

En grafología se expresa todo.

La importancia pues de lo que vemos frente al espejo son claves para nuestro autocrecimiento.

Como nunca tendrá una 2º oportunidad para causar una 1º buena impresión no es difícil entender que con la letra nos pasará igual.

Cuando tenemos enfrente a una persona con algún conflicto que desea solucionar tras un informe grafológico, las manos nos proporcionan muchos datos.

En grafología las manos importan.

Mostrándonos las palmas de las manos de forma extendida revelará sinceridad y honestidad.

Si por el contrario cierra los puños con asiduidad, puede estar seguro de que algo nos esconde.

Con un escaso movimiento de las manos encontraremos excesiva racionalidad, todo lo cuestionan.

Sin embargo hay otras personas que no necesitarían palabras que decir ante su elocuencia manual.

En grafologia las manos se explican.

Obviamente se tratan de individuos emotivos que casi les falta el aire para respirar.

Author

tere ca

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.