El análisis grafológico de Fernando Romay será mejor comprendido tras una breve biografía.


Nac. 23/9/1959 (A Coruña). Jugador de baloncesto que comienza con el Real Madrid consiguiendo siete títulos de liga, cinco copas del Rey, dos copas de Europa, tres recopas, dos Intercontinentales y un campeonato mundial de clubes.

           Colabora con la fundación “Cultura y deporte” igual que con escuelas deportivas para mujeres y paraolímpicos. También ayuda en campañas para prevenir la drogadicción en deporte.

           Tras retirarse del baloncesto a los treinta y cinco años ha colaborado en diversos programas televisivos y anuncios de publicidad.

ANÁLISIS GRAFOLÓGICO DE FERNANDO ROMAY

           Ante nosotros tenemos a un “hombre de altura” y no sólo por su estatura física sino por la escritura sobrealzada que nos dice al oído algunos secretos de su personalidad.

           Puesto que tiene la costumbre de exigirse muchísimo a sí mismo, miremos  la guadaña  que plasma en la zona izquierda de la”F”, ha encarrilado su existencia entre dos paralelas muy diferenciadas que de forma ascendente nos llevan a sus ambiciones más soñadas.

           Fallarse a sí mismo y a los que él considera suyos, es motivo de profunda apatía interna. Su sentido del humor es la mejor válvula de escape de la que dispone cuando las cosas no van como quisiese.

           A su increíble vitalidad natural, debe darle salida apremiante para no caer en depresiones ni estados de ánimo destructivos .Son esas aperturas de óvalo superiores, muy centraditas, a las que siempre va a tener que aprender a agarrarse ya que por medio de ellas le vendrá la inspiración positiva que necesite, bien por parte de la familia, bien por parte de los amigos de los que se rodea gustosamente.

           Planificar el futuro es lógico en él para conseguir sus deseadas metas, y podrá conseguir todo lo que desee si aprende a ser paciente. Para ser un triunfador se necesita voluntad, para tener voluntad hay que tener seriedad, y a Romay estos dos atributos se le escapan por los poros de la piel.

Author

admin

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.