el análisis grafológico de Martina Navrátilová es cortés

 

El análisis grafológico de Martina Navrátilová será mejor comprendido tras una breve biografía.


Martina Navrátilová (Praga, Checoslovaquia, 18 de octubre de 1956) es una extenista de origen checoslovaco con nacionalidad checa y estadounidense.

Se naturalizó estadounidense en 1975 para poder competir en los Estados Unidos; en marzo de 2008 consiguió la nacionalidad checa, manteniendo la estadounidense.

Martina Navrátilová, Margaret Smith Court y Doris Hart son las únicas 3 tenistas que han ganado los 4 torneos de Grand Slam en Singles, Dobles y Mixtos. En categoría masculina no se ha logrado.

En el año 1994 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes que no acudió a recoger en persona.

ANÁLISIS GRAFOLÓGICO DE  MARTINA NAVRÁTILOVÁ


el análisis grafológico de Martina Navrátilová es chispeante


Al hablar de esta tenista, desgraciadamente muchas personas tan sólo la catalogan por su orientación sexual hacia el lesbianismo. Ella lo sabe perfectamente con lo que escribe el apellido paterno en mayúsculas, quizás para sisarle en venganza familiar esos reproches que la obligaron a salir de su país.

Pero Martina se siente Martina antes que nada, con toda su coquetería (Latiguillo del final barrando la «t») fortaleciendo su voluntad y ambiciones hacia una nueva forma de pensar. (Firma inferior ascendente)

Terriblemente sociable (letra en guirnaldas), sueña sinceramente por un mundo mejor. (Punto de la «i» muy elevado y dirigido hacia la derecha). Sabemos que está implicada de primera mano en diferentes ONG y que participa activamente en ellas.

Sólo disponemos del margen derecho del escrito en donde apreciamos que no es capaz de llegar hasta el mismo borde de la hoja ni por asomo. Encuentra en la prudencia su mejor aliada y procura en lo posible no entrometerse en las vidas ajenas. (Procura evitar que los pies de una línea se crucen en la línea de abajo).

Y es que las súper «g» minúsculas no pasan desapercibidas entre esas letrillas tan disminuidas y chispeantes. Cuando a continuación le sigue otra letra, la jamba hace todo el recorrido hasta alcanzarla y esto desde luego si que es un acto de amor.

 

 

 



 

Author

tere ca

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.