El análisis grafológico de Diana Quer es infantil.

El análisis grafológico de Diana Quer será mejor comprendido tras una breve biografía.



Diana María Quer López-Pinel (Madrid, 12 de abril de 1998-provincia de La Coruña, 22 de agosto de 2016), de 18 años y 4 meses al ocurrir los hechos.

Era una joven madrileña residente en Pozuelo de Alarcón (Comunidad de Madrid) que veraneaba junto a su madre y su hermana en la localidad coruñesa de Puebla del Caramiñal (Galicia).

La noche de los hechos asistió a las fiestas de O Carme dos Pincheiros de la localidad, y tras varios intercambios de mensajes en WhatsApp con su madre y amigos se perdió su rastro sobre las 02:43

ANÁLISIS GRAFOLÓGICO DE DIANA QUER.

Este estudio podría ser perfectamente el mismo al de cualquier jovencita de nuestro entorno más cercano desgraciadamente.

No es una firma de una chica tan aparentemente segura de sí misma como sus fotografías podían hacernos suponer

La firma, algo convexa, delata un carácter que se deja abatir si los problemas le superan.

Carente de apellidos paterno y materno, estaba en una fase de superación personal del que trataba de salir victoriosa por sí misma.

La tremenda presión con la que marca el papel, nos da una idea de que perdía las buenas maneras si se veía presionada.

Esto coincide con el informe policial. Ella intentó defenderse de su agresor.

Tachar su propio nombre no le ayudaba en absoluto a gustarse como debería haber sido. Probablemente fue una candidata perfecta para convertirse en bulímica.

Su rubrica en verdad no existía para protegerla sino para borrar lo peor de ella misma.

Por la razón que sea Diana estaba buscando razones en esta vida para ser plenamente feliz. La «D», menor en tamaño de la norma, quería sacarla de su entorno familiar.

Pero la redondez de los trazos la convertían en una chica con ganas de agradar y de estar en el candelero.

Sus sueños despuntan por encima de la firma gracias al punto de la «i». Estos a veces podían ser temerarios ya que avanza hacia la derecha.

Pero tan joven como era, mantenía una férrea lucha interna consigo misma con el ánimo de que de ahí surgiese una Diana espectacular.

El análisis grafológico de Diana Quer fluye mal.
Author

tere ca

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.