El análisis grafológico de Alice Cooper es evasivo.

El análisis grafológico de Alice Cooper será mejor comprendido tras una breve biografía.

Vincent Damon Furnier; Detroit, Míchigan; 4 de febrero de 1948.

Es un cantante de hard rock y heavy metal.

Alice Cooper fue inicialmente el nombre de una banda de rock and roll en la que Furnier era el vocalista.

Pionero del género conocido como shock rock.

 Ha sido descrito como «el primer artista en incluir imaginería de terror en el rock and roll, con sus escenarios y montajes terroríficos en concierto».

ANÁLISIS GRAFOLÓGICO DE ALICE COOPER.

El análisis grafológico de Alice Cooper es intimidante.

Antes de comenzar este análisis les invito a que observen el rostro arriba expuesto.

Es el espejo oscuro que nos muestra el lado turbio de nuestra propia naturaleza.

El nombre femenino del rockero en cuestión viene a ser semejante al de predecesores suyos como Marilyn Manson.

Pueden ver también su estudio grafológico en el enlace indicado.

La firma a modo de visé está cuidadosamente estudiada sobre todo para perder el menor tiempo posible en su consecución.

He cotejado otras firmas suyas y son todas muy semejantes en las proporciones a las que él en su día eligió.

Nombre y apellido van enlazados aunque «Alice» ha sido recortado al diminutivo de «Ali»…cariñosamente.

Es en «Cooper» en donde encontramos la mayor fuerza de expresión del artista en una filigrana habilmente rubricada.

La «C» se eleva por encima del resto de las letras potenciando su autoestima con una ascendencia considerable.

Es teatrero y excéntrico, gustándole hacer pensar al público con insólitas apariciones sobre el escenario.

Hijo y nieto de mormones, considera que el mayor rock duro es el que realizó Jesucristo en su paso por esta vida.

El análisis grafológico de Alice Cooper es insospechado.
Author

tere ca

Leave a Comment

Your email address will not be published. Marked fields are required.